PRINCE ROYCE SE ROBÓ EL CORAZÓN DE LA QUINTA Y DE MARGARITA…

La cuarta noche festivalera de Viña del Mar tenía reservada su jornada para el romanticismo y la bachata, en una jornada “histórica” que se notó en la fluidez de los artistas sobre el escenario. Primero, Jesse & Joy, respetó  rigurosamente su tiempo (90’); Alison Mandel en tan sólo 38 minutos se llevó las dos gaviotas, mientras que el show de Prince Royce, quedó en la “historia” del festival por ser el artista más temprano en subir al escenario para cerrar una noche festivalera (02,08 horas, muy distante de Illapu que salió a las 03,20 horas en la jornada inaugural).

El estadounidense, que con sus éxitos hizo bailar a toda la Quinta Vergara, en un momento interrumpió su show invitando a dos fans al escenario para que le acompañaran en la “Incondicional” con él. Una de ellas, Rocío, joven paraguaya de 22 años, y Margarita, una fanática de Santiago. La primera se pasó un poco de revoluciones y fue sacada del escenario, mientras que Margarita se ganó el cariño de la Quinta y del artista obteniendo su  merecido “premio” con “tres piquitos” del príncipe de la bachata.

“Cumpleaños feliz…”

Tras recibir su merecida gaviota de oro, el intérprete de “Corazón sin cara” le cantó el “cumpleaños feliz” a la animadora Carolina de Moras e incluso intentó “robarle un beso”, gesto muy aplaudido por el  fiel público que a esa hora de la madrugada aún soportaba el frío.- (Por: Luis A. Apablaza Vargas)./

You may also like...

Sorry - Comments are closed

Radio